Juzgar y atestiguar

Juzgar con justicia y equidad

 

Aleyas que conciernen a este capítulo:

 

La primera honorable aleya:

)  ( .

( [4] [58])

58. Al.lah os ordena que restituyáis los depósitos a sus propietarios y que cuando decidáis entre los hombres lo hagáis con justicia. ¡Qu bueno es aquello a que Al.lah os exhorta! Al.lah todo lo oye, todo lo ve.

Las Mujeres (4) (An Nis')

La segunda honorable aleya:

)  ( .

( [4] [105])

105. Te hemos revelado la Escritura con la Verdad para que decidas entre los hombres como Al.lah te d a entender. ¡No abogues por los traidores!

Las Mujeres (4) (An Nis')

La tercera honorable aleya:

) *    ( .

( [5] [42 43])

42. Dan oído a la mentira y devoran el soborno. Si vienen a ti, decide entre ellos o retírate. Si te retiras, no podrán hacerte ningún daño. Si decides, hazlo con equidad. Al.lah ama a los que observan la equidad.

43. Pero ¿cómo van a hacerte juez teniendo como tienen la Tora, en la que se contiene la decisión de Al.lah? Luego, despus de eso, se retiran. Esos tales no son creyentes.

La Mesa Servida (5) (Al-Midah)

La cuarta honorable aleya:

) ( .

( [5] [49])

 

49. Debes decidir entre ellos según lo que Al.lah ha revelado. No sigas sus pasiones. ¡Guárdate de ellos, no sea que te seduzcan, desviándote de parte de lo que Al.lah te ha revelado! Y, si se apartan, sabe que Al.lah desea afligirles por algunos de sus pecados. Muchos hombres son, ciertamente, perversos.

La Mesa Servida (5) (Al-Midah)

¿Quin es el juez?

 

Aleyas que conciernen a este capítulo:

 

La primera honorable aleya:

) ( .

( [4] [59])

59. Creyentes! Obedeced a Al.lah, obedeced al Enviado y a aqullos de vosotros que tengan autoridad. Y, si discutís por algo, referidlo a Al.lah y al Enviado, si es que cris en Al.lah y en el último Día. Es lo mejor y la solución más apropiada.

Las Mujeres (4) (An Nis')

La segunda honorable aleya:

)  ( .

( [4] [65])

65. Pero ¡no, por tu Señor! No creerán hasta que te hayan hecho juez de su disputa; entonces, ya no encontrarán en sí mismos dificultad en aceptar tu decisión y se adherirán plenamente.

Las Mujeres (4) (An Nis')

La tercera honorable aleya:

)  ( .

( [4] [60])

60. ¿No has visto a quienes pretendencreer en lo que se te ha revelado a ti y en lo que se ha revelado antes de ti? Quieren recurrir alarbitraje de los taguts, a pesar de que se les ha ordenado no creer en ellos. El Demonio quiere extraviarles profundamente.

Las Mujeres (4) (An Nis')

 

 

La cuarta honorable aleya:

) *   *    * ) .

( [5] [44 45 47])

44. Hemos revelado la Tora, que contiene Dirección y Luz. Los profetas que se habían sometido administraban justicia a los judíos según ella, como hacían los maestros y doctores, según lo que de la Escritura de Al.lah se les había confiado y de lo cual eran testigos. ¡No tengáis, pues, miedo a los hombres, sino a Mí! ¡Y no malvendáis Mis signos! Quienes no decidan según lo que Al.lah ha revelado, sos son los infieles.

45. Les hemos prescrito en ella: Vida por vida, ojo por ojo, nariz por nariz, oreja por oreja, diente por diente y la ley del talión por las heridas. Y si uno renuncia a ello, le servirá de expiación. Quienes no decidan según lo que Al.lah ha revelado, sos son los impíos.

46. Hicimos que les sucediera Jesús, hijo de María, en confirmación de lo que ya había de la Tora. Le dimos el Evangelio, que contiene Dirección y Luz, en confirmación de lo que ya había de la Tora y como Dirección y Exhortación para los temerosos de Al.lah.

47. Que la gente del Evangelio decida según lo que Al.lah ha revelado en l. Quienes no decidan según lo que Al.lah ha revelado sos son los perversos.

La Mesa Servida (5) (Al-Midah)

Las leyes que corresponden para dar un testimonio

 

Tomar testigo en las transacciones y los prstamos

 

La primera honorable aleya:

) *   ( .

( [2] [282 283])

282. ¡Creyentes!. Si contrais una deuda por un plazo determinado, ponedlo por escrito. Que un escribano tome fiel nota en vuestra presencia, sin rehusarse a escribir como Al.lah le d a entender. Que escriba. Que el deudor dicte en el temor de Al.lah, su Señor, y que no deduzca nada. Y si el deudor fuera necio, dbil o incapaz de dictar, que dicte su procurador con fidelidad. Llamad, para que sirvan de testigos, a dos de vuestros hombres; s no los hay, elegid a un hombre y a dos mujeres de entre quienes os plazcan como testigos, de tal modo que si una yerra, la otra subsane su error. Que los testigos no se sustraigan cuando se les llame. Que no os repugne suscribir una deuda, sea pequeña o grande, precisando su vencimiento. Esto es más equitativo ante Al.lah, es más correcto para el testimonio y da menos lugar a dudas. A menos que se trate de una operación concluida entre vosotros sin intermediarios; entonces, no hay inconveniente en que no lo pongáis por escrito. Pero ¡tomad testigos cuando os vendáis algo! ¡Y que no se moleste al escribano ni al testigo! Si lo hacis, cometeris una iniquidad. ¡Temed a Al.lah! Al.lah os instruye. Al.lah es omnisciente.

283. Y si estáis de viaje y no encontráis escribano, que se deposite una fianza. Si uno confía un depósito a otro, debe el depositario restituir el depósito en el temor de Al.lah, su Señor. Y no rehusis deponer como testigos. Quien rehúsa tiene un corazón pecador. Al.lah sabe bien lo que hacis.

 La Vaca (2) (Al-Baqarah)

Tomar testigos en el momento del divorcio

 

La segunda honorable aleya:

 

)  ( .

( [65] [2])

2. Cuando lleguen a su trmino, retenedlas decorosamente o separaos de ellas decorosamente. Y requerid el testimonio de dos personas justas de los vuestros y atestiguad ante Al.lah. A esto se exhorta a quien cree en Al.lah y en el último Día. A quien teme a Al.lah, Él le da una salida

El Divorcio (65) (At-Talq)

Dar testimonio para implantar la justicia

 

La tercera honorable aleya:

 

)  ( .

( [4] [135])

135. ¡Creyentes! Sed íntegros en la equidad, cuando depongáis como testigos de Al.lah, aun en contra vuestra, o de vuestros padres o parientes más cercanos. Lo mismo si es rico que si es pobre, Al.lah está más cerca de l. No sigáis la pasión faltando a la justicia. Si levantáis falso testimonio u os zafáis,... Al.lah está bien informado de lo que hacis.

Las Mujeres (4) (An Nis)

La cuarta honorable aleya:

 

)  ( .

( [5] [8])

8. ¡Creyentes! ¡Sed íntegros ante Al.lah cuando depongáis con equidad! ¡Que el odio a una gente no os incite a obrar injustamente! ¡Sed justos! Esto es lo más próximo al temor de Al.lah. ¡Y temed a Al.lah! Al.lah está bien informado de lo que hacis.

La Mesa Servida (5) (Al-Midah)

La importancia de dar testimonio

 

La quinta honorable aleya:

 

)  ( .

( [70] [33])

33. que dicen la verdad en sus testimonios,

 Las Gradas (70) (Al Muriy)

Tomar testigos al entregar una hacienda

 

La sexta honorable aleya:

)  ( .

( [4] [6])

6. Tantead a los hurfanos hasta que alcancen la nubilidad, Cuando los creáis ya maduros, pasadles su hacienda. No la consumáis pródiga y prematuramente antes de que alcancen la mayoría de edad. El rico, que no se aproveche. El pobre, que gaste como es debido. Cuando les entreguis su hacienda, requerid la presencia de testigos. Al.lah basta para ajustar cuentas...

Las Mujeres (4) (An Nis)

Tomar testigos al testamentar

 

La sptima honorable aleya:

 

) *    ( .

( [5] [106 107])

 

106. ¡Creyentes! Cuando, a punto de morir, hagáis testamento, llamad como testigos a dos personas justas de los vuestros o bien a dos de fuera si estáis de viaje y os sobreviene la muerte. Retenedlas despus de el azalá. Si dudáis de ellas, que juren por Al.lah: ¡No nos venderemos, aunque se trate de un pariente, ni ocultaremos el testimonio de Al.lah! Si no, seríamos de los pecadores.

107. Si se descubre que son reos de pecado, otros dos, los más próximos, les sustituirán, elegidos entre los perjudicados por el perjurio y jurarán por Al.lah: Nuestro testimonio es más autntico que el de los otros dos. Y no hemos violado la ley. Si no, seríamos de los impíos.

La Mesa Servida (5) (Al-M'idah)

La prohibición del soborno

 

La honorable aleya:

 

) ( .

( [2] [188])

188. No os devoris la hacienda injustamente unos a otros. No sobornis con ella a los jueces para devorar una parte de la hacienda ajena injusta y deliberadamente.

 La Vaca (2) (Al-Baqarah)

La invitación para hacer las paces

 

La primera honorable aleya:

 

) *    ( .

( [49] [9 10])

9. Si dos grupos de creyentes combaten unos contra otros, ¡reconciliadles! Y, si uno de ellos oprime al otro, ¡combatid contra el opresor hasta reducirle a la obediencia de Al.lah! Y, cuando sea reducido, ¡reconciliadles de acuerdo con la justicia y sed equitativos! Al.lah ama a los que observan la equidad.

10. Los creyentes son, en verdad, hermanos. ¡Reconciliad, pues, a vuestos hermanos y temed a Al.lah! Quizás, así, se os tenga piedad.

 Las Habitaciones Privadas (49) (Al Huyurt)

La segunda honorable aleya:

 

)  ( .

( [8] [1])

8. Te preguntan por el botín. Di: El botín pertenece a Al.lah y al Enviado. ¡Temed, pues, a Al.lah! ¡Manteneos en paz! ¡Obedeced a Al.lah y a Su Enviado si sois creyentes!

El Botín (8) (Al Anfl)

La tercera honorable aleya:

 

)  ( .

( [4] [35])

35. Si temis una ruptura entre los esposos, nombrad un árbitro de la familia de l y otro de la de ella. Si desean reconciliarse, Al.lah hará que lleguen a un acuerdo. Al.lah es omnisciente, está bien informado.

Las Mujeres (4) (An Nis)

La cuarta honorable aleya:

)  ( .

( [4] [114])

114. En muchos de sus conciliábulos no hay bien, salvo cuando uno ordena la limosna, lo reconocido como bueno o la , reconciliación entre los hombres. A quien haga esto por deseo de agradar a Al.lah, le daremos una magnífica recompensa.

Las Mujeres (4) (An Nis)