El Profeta Aiub (P) (Job):

El Profeta Job (P) es conocido como símbolo de paciencia, perseverancia y agradecimiento. La historia de su vida ha sido explicada ampliamente en La Tora y narraciones islámicas. El Sagrado Corán recuerda el resultado de su moral y creencia, así como un resumen de su vida, absteniéndos de su explicación. En el Sagrado Corán sus cualidades fueron descritas de la siguiente forma:

"¡Que siervo tan agradable! Su arrepentimiento era sincero".(38:44)

La fecha de su nacimiento y los años que vivió es desconocida y existe diferencia de opiniones a este respecto. Se le recuerda como yerno de Efraím hijo de José (P) (1).

En el Antiguo Testamento dice que el lugar donde vivió es una región llamada "Us". (Job1,1), Algunos aseguran que esta región se encuentra en el Yemen.

En el Antiguo Testamento existe un libro especial perteneciente a Job (P) en el que se describe detalladamente su biografía. Desde la perspectiva del Antiguo Testamento el Profeta Job (P) únicamente era un hombre abstinente y creyente, y no es presentado como un Profeta elegido por Dios para guiar a la gente.

Según lo relatado en el Antiguo Testamento el Profeta Job (P) fue un hombre acaudalado que poseía un gran número de ganado, y fue colocado en una situación difícil de pobreza y malestar únicamente como una prueba divina. Dios dirigiéndose hacia Satanás dice:

"Yavé dijo a Satán: "¿No te has fijado en mi siervo Job? No hay nadie como él en la tierra. Es un hombre bueno y honrado, que teme a Dios y se aparta del mal". Satán respondió: "¿Acaso Job teme a Dios sin interés? ¿No lo has rodeado de un cerco de protección a él, a su familia y a todo cuanto tiene? Has bendecido el trabajo de sus manos y sus rebaños hormiguean por el país. Pero extiende tu mano y toca sus pertenencias. Verás si no te maldice en tu propia cara". Entonces dijo Yavé a Satán: "Te doy poder sobre todo cuanto tiene, pero a él no lo toques." (Job 1,12)

Después de este suceso caen constantes plagas y catástrofes sobre los bienes de Job (P), mientras que minuto por minuto recibe reportes desagradables como el ataque de los ladrones del sur a su ganado de bueyes y burros, la destrucción de su rebaño de ovejas a consecuencia de un relámpago y el ataque de tres grupos de los ladrones del norte al ganado de camellos. Y el Profeta Job (P) soporta con gran paciencia y tranquilidad y dice:

"Desnudo salí del seno de mi madre, desnudo allá volveré, Yavé me lo dio, Yavé me lo ha quitado, ¡que su nombre sea bendito!" (Job 1,21)

Después de esto Job (P) sale de la difícil prueba. Dios Todopoderoso lo colma de favores y bendiciones. El relato del Antiguo Testamento es el siguiente:

"Yavé hizo a Job más rico que antes. Tuvo catorce mil ovejas, seis mil camellos, mil yuntas de bueyes y mil burras". (Job 42,12-13)

De estos relatos se evidencia perfectamente que el Profeta Job (P) antes y después de la gran prueba divina era un gran ganadero y poseía miles de bueyes, ovejas, camellos y asnos, y hasta el fin de su vida –que según lo registrado en el Antiguo Testamento después de recuperar su salud y los favores divinos vivió ciento ochenta años más– se dedicó al oficio de ganadería. En las narraciones islámicas existe gran armonía con lo relatado en el Antiguo Testamento que como ejemplo mencionamos una de estas narraciones:

"Abu Basir transmite del Imam As Sadiq (P) que dijo: "Los inconvenientes de Job (P) fue como consecuencia de los favores que Dios le otorgó, y él los agradecía. En esa época Satanás no estaba limitado únicamente al empíreo divino. Cuando los actos realizados por Job (P) en agradecimiento de los favores divinos subió a los cielos, Satanás se enceló y dijo: "¡Dios mío! Job únicamente agradece por los favores materiales que le haz otorgado, y si lo separas de sus bienes materiales no agradecerá más. Haz que domine su mundo para que te percates que él no agradecerá más". Dios le respondió: "Te he hecho dominador de su mundo". Entonces terminó con todas sus riquezas y sus hijos, destruyendo todo lo material que tenía. No obstante Job (P) seguía adorando y agradeciendo a Dios…". (2)

El difunto Maylisi a continuación de la historia del Profeta Job (P) además de las narraciones documentadas y fiables eligió relatos de los libros comunes que fueron extraídos del Antiguo Testamento con algunos agregados. Al final de su relato presenta una serie de éstos que a pesar de que este tipo de narraciones carecen de fiabilidad pero parte de éstas se asemejan a lo mencionado e interpretado en las narraciones documentadas y fiables, (3)

De todas las narraciones islámicas se deduce perfectamente que el Profeta Job (P) era poseedor de ganado vacuno, bovino, camellos y demás cuadrúpedos. (4) Sin embargo las narraciones coránicas no hablan directamente del oficio del Profeta Job (P) y la única explicación que los intérpretes dedujeron fue que era poseedor de grandes ganados, como ejemplo la siguiente aleya: "Le regalamos su familia y otro tanto como misericordia venida de Nosotros" que los exegetas señalan que además de que le fueron regresados sus hijos a Job (P) le fueron regresados también sus animales y bienes que había perdido.


[1]  Al Mizan fi Tafsir Al Quran, t.XVII, p.213, Impreso en la Ciudad de Qom, Matbu'atie Ismailian.

[2]  Bihar al Anwar, t.XII, p.344.

[3]  Ídem, p.372.

[4]  Ídem, p.341.